Problemas y cuidados del Ficus Lyrata

ABONO Y FERTILIZACIÓN

En plantas de interior

Unas de las preguntas que más se repiten entre nuestros clientes, está relacionado directamente con el abono en las plantas.

En este artículo hablaremos sobre esto, tips relacionados al abono, la sanidad de nuestras plantas y como armarles un ambiente próspero para un crecimiento y desarrollo estable.

paso 1

La importancia del riego.

PASO 2

¿Y las hojas?

Abono para Plantas de Interior

Las plantas necesitan principalmente fósforo, nitrógeno y potasio para poder crecer de la mejor manera. Estos nutrientes los podemos encontrar en los diferentes abonos para plantas de interior que hoy existen en el mercado y que también puedes encontrar en nuestra tienda.

¿Cuál tipo de abono para plantas de interior nos conviene utilizar y cómo lo aplicamos?

Para conocimiento general, las necesidades de nutrientes varían según el tipo de planta, su tamaño y ciclo de vida biológico, es por esto que existen distintos tipos de abonos con diferentes formulaciones. A rasgos generales, existen dos tipos, los foliares y los radiculares, siendo los primeros especiales para efectos de corto plazo, pero no potencialmente duraderos en el tiempo y los radiculares, los cuales tienen un efecto más tardío, pero son más duraderos.

Orgánicos v/s Químicos

Los abonos orgánicos y químicos tienen distintos efectos, ya que los orgánicos tienen resultados más lentos, pero no menos duraderos y los químicos son más potentes e invasivos. Nosotros recomendamos los orgánicos ya que son amigables con el medio ambiente y más fácil de usar para quienes no son expertos en el tema, ya que si son aplicados en proporciones mayores a lo que se debe, es más difícil que dañen nuestras plantas. Un abonado en exceso con algún insumo químico, puede ser fatal para las plantas.

¿Cuándo es bueno abonar?

Si bien la época de abonado es en primavera-verano, también se recomienda abonar en menores proporciones en invierno. En invierno, nuestras plantas guardan la fuerza en las raíces y no en el follaje, es por lo anterior que en esta época podemos ver que las hojas se debilitan, o incluso se caen. Cuando comienza la primavera, nuestras plantas despiertan y pasan toda esa fuerza al follaje. Es por esto que es importante ir enriqueciendo su sustrato y follaje.

¿Cómo y cuánto abonar?

Esto dependerá del fertilizante que utilicemos, generalmente los abonos foliares y orgánicos deben ser administrados cada 7-10 días. Por otro lado, los radiculares son recomendado cada 10-15 días, antes de los riegos. Los abonos químicos se deben aplicar con mayores periodicidades, siendo cada 10-12 días los foliares y cada 15-20 los radiculares.


Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados